El objetivo es favorecer ahorros energéticos y mejorar la calidad lumínica, en toda la ciudad, se sustituirán 850 luminarias que se suman a las 650 ya remplazas.

Estos días se está acometiendo la segunda fase del Plan de Sustitución de Luminarias según los planes de la la Concejalía de Servicios Públicos y Sostenibilidad, las actuaciones más recientes se realizaban en las calles Marqués de Mendigorría y Huérfanos Cristinos, en el entorno de la plaza de Toros y San Lázaro, en total se sustituirán en esta zona de 139 bloques ópticos por tecnología led con el consiguiente ahorro de energía y mejora de la calidad lumínica del alumbrado.

Además de la renovación de luminarias que se está llevando a cabo en la zona de la Plaza de Toros y San Lázaro, esta segunda fase contempla la instalación de sistemas de iluminación más eficientes en Valparaíso, la avenida de Barber y la rotonda de Ávila, el Polígono Industrial, Palomarejos, Santa Bárbara, el puente de San Martín y la Olivilla y la bajada de Castilla-La Mancha, hasta un total de 850.

Desde que se inició la Legislatura se han sustituido 650 luminarias en diferentes barrios de la ciudad, como el Polígono, Santa Bárbara o Santa Teresa, sustituyendo éstas por bloques ópticos led.

Asimismo, se llevarán a cabo otras actuaciones en zonas verdes, como la puesta en marcha de más de 150 nuevos puntos de luz y se renovarán las 123 luminarias de la avenida de la Reconquista durante la próxima reforma impulsada por el equipo de Gobierno a través del Plan de Inversiones proyectado con cargo al superávit de 2016.

Con la sustitución de lámparas que se ha realizado en toda la ciudad, se ha conseguido una mejora de la iluminación del 18 por ciento, aumentado a un 60 y 80 por ciento en barrio de Valparaíso y a un 30 por ciento en el paseo Federico García Lorca. Asimismo, el gasto económico se ha visto reducido en 125.000 euros y el energético en más de 700.000 kilovatios, comparando el año 2014 con 2017.

Con estas medidas, “lanzamos a toda la sociedad un mensaje de compromiso con la protección del planeta en la que este Ayuntamiento quiere ser ejemplo y cabeza visible”, con el que se reduce la contaminación lumínica, la factura energética y se apuesta por el ahorro y la eficiencia energética, como señaló la concejala Eva Jiménez en la presentación de este programa de renovación.