“Nos encontramos a mitad del curso escolar 2017/2018, y aún somos una gran mayoría de estudiantes las que seguimos sin tener una respuesta sobre las resoluciones de becas ofrecidas por el Ministerio de Educación”, ha declarado Daniel Velasco, Responsable del Área de Juventud de IU CLM. Unas becas que recuerdan en Izquierda Unida, son para muchas familias muy necesarias a la hora de hacer frente a los gastos que conllevan los estudios universitarios o de Formación Profesional.

Por algún motivo que desconocen en IU CLM, los trámites para conceder dichas becas llevan meses paralizados, haciendo más difícil hacerse cargo de otros gastos, como el alquiler de piso o pagar el propio transporte público. Desde el Área de Juventud de Izquierda Unida Castilla-La Mancha consideran este hecho como un episodio más en lo que se refiere a la precarización y desatención de la educación pública en nuestro país, que se suma a una larga serie de medidas con el mismo fin.

“A principios de curso ya denunciamos las duras condiciones y las dificultades que existían a la hora de acceder a estas becas, tanto por el aumento en el número de estudiantes que cada año solicitan una beca, como por los tramos de renta y patrimonio impuestos que excluyen a una gran cantidad de personas que realmente necesitan esta ayuda económica”, aseguran desde el Área de Juventud de IU CLM.

Aparte de este último “incidente”, desde la formación de izquierdas recuerdan como en los últimos años se han aprobado una serie de reformas como el ya conocido ‘3+2’, una reforma antidemocrática que cuenta con el rechazo de la comunidad educativa y que en la práctica se traduce en una reducción del contenido de los grados, además de un fuerte incremento en el precio a pagar por tener la misma titulación universitaria que hace unos años. A esto, se le suman los incesantes y desproporcionados recortes que ha realizado el gobierno del Partido Popular para secuestrar a la escuela pública y que han provocado que esta tenga que reducir sus recursos de forma desmesurada.

“Consideramos que todas estas medidas tienen un denominador común: apartar a las clases populares de los estudios superiores y reducir su titulación” ha explicado Daniel Velasco.

A lo que además, ha añadido: “Queremos una educación en la que no se dificulte la igualdad de oportunidades en el acceso y que se apueste de forma decidida por una educación universal y de calidad. Por ello, volvemos a exigir una reforma del actual sistema de becas, de tal forma que se puedan beneficiar las familias con mayores problemas económicos, y que no se demoren en el tiempo y sean motivo de estrés para el estudiantado”.