El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha presentado en el Ayuntamiento, a través de Comisión Informativa, una propuesta para que se controlen y gestionen las colonias felinas del municipio mediante el método CES (Captura, Esterilización y Suelta). Dicha propuesta recibió el voto desfavorable del Partido Popular, y ni siquiera fue incluida en el pleno del 23 de febrero para su debate.

“Una vez más el equipo de gobierno de este Ayuntamiento ha demostrado que la protección animal es algo que les gusta mucho de boquilla, pero hablar de hechos ya no les gusta tanto, aunque teniendo en cuenta los más de 50 mil euros presupuestados para maltrato animal, tampoco sorprende a nadie” – ha señalado Patricia Ballesteros, concejala y Portavoz de IU en el Ayuntamiento de Fuensalida.

Fuensalida es conocida por el alto nivel de abandono animal y denuncia por maltrato, sobre todo de perros de caza y por haber sido el escenario de varios casos de repercusión nacional.

“Creemos necesario que el Ayuntamiento se implique en paliar y concienciar estas situaciones de maltrato y abandono, y empezar a gestionar las muchas colonias felinas del municipio nos parece una buena forma de hacerlo” –apunta Ballesteros. “Son muchos los pueblos que ya lo están haciendo obteniendo unos muy buenos resultados, no entendemos por qué el equipo de gobierno ignora esta situación que saben de sobra se da en nuestro municipio. Las colonias de gatos no van a reducirse mirando para otro lado. Ya hay personas que de su propia voluntad y recursos cuida de las colonias felinas, cuando esto debería ser responsabilidad del Ayuntamiento, ya que esos seres vivos habitan en sus calles y si están en ellas es por acción humana. Mediante el método CES las colonias se estabilizan y menguan, se reducen las molestias para los vecinos y vecinas y mejora la calidad de vida de los gatos y gatas que viven ellas. Es ventajoso lo mires por donde lo mires. Pero claro, hay que querer y este equipo de gobierno no quiere. Cuando ante el próximo caso de maltrato animal en nuestro municipio se rasguen las vestiduras habrá que recordarles su inacción. – sentencia Ballesteros.