Diego Mejías: “Hemos demostrado que nos nos quedamos en los discursos, los hacemos realidad con resultados reales tangibles. En este camino es en el queremos seguir trabajando y para ello necesitamos cómplices, apoyos y colaboración”

El concejal de Juventud del Ayuntamiento de Toledo, Diego Mejías, ha destacado hoy que el acceso al empleo es el primer problema al que se enfrenta la juventud y que desde su Concejalía “trabajamos, escuchando sus demandas y teniendo en cuenta sus proyectos”. Durante la entrega de diplomas del Programa de Garantía Juvenil, con unos resultados que ha calificado de “espectaculares”, Mejías ha destacado el trabajo transversal que se realiza desde la Concejalía de Juventud con otras áreas del Ayuntamiento “para buscar soluciones al empleo juvenil”.

Diego Mejías ha destacado que es la primera vez que desde el Ayuntamiento de Toledo se hace un Plan de Garantía Juvenil “una iniciativa pionera en la ciudad” y “hoy demostramos que se pueden poner sobre la mesa algo más que discursos y buenas intenciones para ayudar a la juventud en sus problemas reales”, gracias al trabajo y esfuerzo de mucha gente.

Han sido un total de 76 jóvenes desempleados de la ciudad de Toledo, de entre 16 y 30 años, los becados en este Programa, dándoles la posibilidad de formar parte de los itinerarios para que, mediante herramientas como la formación, prácticas laborales y la orientación para el empleo, contasen con una “pista de despegue para conseguir empleo”, ha dicho.

Itinerarios de Mediación Comunitaria e Intervención Juvenil

El responsable municipal de Juventud ha explicado que el proyecto que hoy concluye,  nació a raíz del el primer ‘Análisis de la Población Joven’ en Toledo, un estudio que la Concejalía llevó a cabo junto con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y que presentamos en 2016, con el objetivo es hacer las cosas bien, partiendo de un estudio serio de la población de la ciudad.

Los itinerarios de ‘Intervención en juventud y Mediación Comunitaria’ son un trabajo en red, que se hacen realidad gracias a la valiosa labor comprometida y profesional  de la facultad de Ciencias Sociales de la UCLM, y de las entidades Intermediación, Llere y Enlace Empleo, junto con la propia Concejalía de Juventud. Diego Mejías ha querido agradecer el trabajo de todos ellos,  su disposición y profesionalidad en favor de los jóvenes y de su futuro.

Estos  itinerarios nacieron con el objetivo de ofrecerles a los jóvenes alternativas reales, para transformar su realidad y construir agentes en la juventud de Toledo, con el propósito de mejorar el conocimiento sobre la ciudad, su tejido asociativo y la participación de los jóvenes, para que sean conscientes de las posibilidades que tienen.

Resultados “espectaculares” 

El concejal de Juventud ha calificado los resultados de “espectaculares” y ha declarado que los mismos “nos animan a seguir trabajando en la misma dirección”. Así ha detallado que más del 50% de los participantes han obtenido un empleo incluso antes de finalizar el Programa. Por otra parte, 12 de los 22 jóvenes que han participado en este Programa han encontrado un empleo y gracias a las prácticas y actuaciones realizadas con las entidades sociales de la ciudad, varios alumnos se han quedado en las mismas realizando tareas de voluntariado. Una más de las cuestiones a resaltar es que tres personas han regresado al sistema educativo, para estudiar carreras relacionadas con los itinerarios y otro de los logros de este Programa es que gracias al proyecto, el Centro de Sisebuto se ha homologado como centro para la formación y el empleo. “Hemos pasado de las palabras a los hechos, con iniciativas que como está”, ha resumido. 

El concejal ha manifestado que además de este Programa, “estamos trabajando en colaboración con diferentes instituciones“. Fruto de ese trabajo conjunto “hemos puesto en marcha talleres de empleo y formación orientados al empleo y emprendimiento” y se han conseguido acuerdos para “fomentar el acceso de la juventud a los espacios coworking municipales”.

Diego Mejías ha felicitado a todos los alumnos y alumnas que han formado parte del proyecto, siendo consciente de las dificultades y les ha agradecido la comprensión que han tenido en todo momento en este proyecto pionero en la ciudad”. “Hago un balance muy positivo, hemos aprendido mucho y hemos conocido a mucha gente con ganas de transformar la realidad de los jóvenes”, ya que el paro y la incertidumbre en el futuro fueron indicadores de máxima preocupación para los jóvenes toledanos y hemos trabajo para mejorar juntas estas preocupaciones compartidas.

El concejal de Juventud ha destacado el trabajo directo con los jóvenes las jornadas de Santa Bárbara y los talleres de participación en los diferentes Institutos de Enseñanza Secundaria de la ciudad y ha concluido agradeciendo a todas las entidades de la Ciudad que han participado en las prácticas de los y las alumnas en el proyecto con las que hemos establecido 18 convenios de colaboración para la realización de prácticas, en concreto a:  Intermediación, FISLEM, MPDL, PAIDEIA, Cruz Roja, Cáritas, Down Toledo, Fundación Diagrama, Acción contra el Hambre, Ymca, Centro Crecer, APAT, CECAP, Médicos del Mundo, Enlace empleo, AFANES, Empresa municipal de la vivienda y Ayatana. El agradecimiento se ha extendido a la colaboración de otras tantas entidades que nos abrieron sus puertas para la realización de las 15 vistas grupales realizadas.

Diego Mejías ha dicho ser consciente de que “queda mucho por hacer pero estamos marcando el camino. Hemos demostrado que nos nos quedamos en los discursos, los hacemos realidad con resultados reales tangibles“. “En este camino en el queremos seguir trabajando y para ello necesitamos cómplices, apoyos y colaboración, ha finalizado.