Tras solicitar la oposición que se sometiera a consulta ciudadana en un pleno extraordinario celebrado el pasado mes de junio, el equipo de gobierno municipal, encabezado por el popular José Eugenio del Castillo, decidió hacer caso omiso y seguir adelante con la privatización del servicio.

El Ayuntamiento de Quismondo acaba de aprobar la privatización de la Gestión Integral del Agua en un polémico pleno, donde más de una treintena de vecinos acudieron, llegando a increpar al alcalde por las formas, ya que exigen que se someta a consulta popular.

Durante el desarrollo del debate, el concejal de Izquierda Unida José Andrés Criado le recordó al alcalde “la petición de una consulta vinculante a todo el pueblo avalada por 471 firmas, superando los votos que consiguió el Partido Popular en las últimas elecciones municipales, y que en un ejercicio antidemocrático y prepotente ni siquiera nos contestó”.

Según palabras del concejal de la formación de izquierdas “aprobaron su propuesta aplicando el rodillo de su mayoría absoluta por cinco votos a favor y cuatro en contra, consumándose dicho despropósito. Seguiremos luchando, ahora por la remunicipalización”