Para IU CLM es una prioridad escuchar y recoger propuestas de primera mano de quienes cuidan y dedican su tiempo a mejorar la calidad de vida de las personas con Dependencia, y al mismo tiempo de los que luchan porque esta Ley cumpla sus objetivos.

A la reunión han asistido por parte de la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia de Castilla-La Mancha, su presidente: José Luis Gómez-Ocaña Pérez, y Olvido Contento e Inés Gómez Escamilla; esta última responsable del Área de Política Social de IU CLM.

Tanto Escamilla como Contento, recogieron datos y propuestas del representante de la Plataforma, a la vez que compartieron, la preocupación de este: Gómez-Ocaña, por el desarrollo y funcionamiento de la Ley de Dependencia.

En esta reunión, se puso de manifiesto que hay 3.800 personas menos que en el anterior periodo recibiendo prestaciones económicas para el cuidado en el entorno familiar. Esto ha dado lugar a lo que José Luis Gómez-Ocaña, ha venido a llamar “prestaciones Low Cost” refiriéndose a la Tele-asistencia y Servicio de Ayuda a Domicilio.

En esta línea ha declarado Gómez-Ocaña que “deben dejar que la persona dependiente y su familia puedan decidir el recurso que más se ajuste a su situación y necesidades”.

Y es que según datos facilitados  por  Gómez-Ocaña: En Castilla-La Mancha, al finalizar el anterior gobierno había 4.046 personas dependientes esperando a que se valorase su expediente para asignarles un grado de dependencia. En estos momentos la cifra asciende a 6671. En este sentido, el presidente de la plataforma ha manifestado: “Nos encontramos con que hay 11.654 personas que, aun habiendo recibido una valoración, se encuentran a la espera de recibir las prestaciones o recursos que por Ley les corresponde. Es lo que llamamos “El limbo de la dependencia”.

Tres de sus principales reivindicaciones han sido:

  • La eliminación del copado farmacéutico para menores dependientes.
  • El cumplimiento del pacto de Dependencia firmado en 2015 por diferentes agentes políticos en el que se comprometían a dejar de realizar las evaluaciones de dependencia con el “Decreto de Cospedal”
  • Que la administración asuma su falta de eficacia y errores administrativos en lugar de hacérselo pagar a las personas afectadas.

Por su parte las representantes del Área de Políticas Sociales de IU CLM se han comprometido a recoger sus demandas y trabajar para mejorar esta situación.  Un trabajo que se encuentra enmarcado en la nueva etapa del Área de Política Social de IU CLM, que bajo la coordinación de Inés Gómez Escamilla, tiene como objetivo el hacer  una radiografía de la sociedad castellano manchega, a la vez de tomar el pulso de las carencias, necesidades y potencialidades de la región.

Para ello llevarán a cabo una ronda de contacto con los diferentes agentes sociales para conocer de primera mano la situación real de los colectivos más afectados de la región.

Gómez Escamilla: “El compromiso de IU CLM con las política sociales y sus consecuencias en nuestra región, es absoluto. Por eso vamos a coordinar estrategias en defensa de estas políticas, con los agentes sociales y políticos que compartamos objetivos; los cuales no son otros que la puesta en marcha de modelos de atención social dignos y eficientes en Castilla-La Mancha”.