Diego Mejías: “Para la Concejalía de Juventud es una satisfacción comprobar edición tras edición, la gran cantidad de propuestas artísticas que nos llegan; de ahí que sigamos en el empeño de seguir promoviendo este certamen porque los jóvenes tienen mucho que ofrecer y qué contar y así nos lo demuestran cada año”

El concejal de Juventud, Diego Mejías, ha presentado este viernes la exposición ‘Vigilia’ de Beatriz Díaz Lucido, ganadora de la cuarta edición del certamen ‘Impulsarte’, promovido por el Ayuntamiento de Toledo en colaboración con la Asociación Apolo, que se inaugurará el sábado, 1 de diciembre, a las 20:00 horas en el Centro Cultural San Marcos.

Diego Mejías, ha dado la enhorabuena a la ganadora, y ha destacado que el certamen ‘Impulsarte’ es ya una “iniciativa consolidada”, que persigue fomentar, apoyar y potenciar el arte joven de la ciudad y también de la región, ya que en esta cuarta edición la convocatoria estaba abierta por primera vez a los jóvenes creadores de toda Castilla-La Mancha.

“Para la Concejalía de Juventud es una satisfacción comprobar edición tras edición, la gran cantidad de propuestas artísticas que nos llegan”, ha señalado el responsable municipal, de ahí que sigamos en el empeño de seguir promoviendo este certamen porque “los jóvenes tienen mucho que ofrecer y qué contar” y así “nos lo demuestran cada año”.

Diego Mejías también ha destacado el cambio de espacio como nueva sede de Impulsarte, el Centro Cultural San Marcos, “un espacio más atractivo, más grande y con mayores posibilidades para los artistas que hace más atrayente también el certamen”. En las ediciones anteriores, las muestras se han desarrollado en la Cámara Bufa.

En esta misma línea se ha pronunciado el presidente de Apolo Toledo, José Julián Uceta, valorando el cambio de espacio, el aumento del premio para el ganador y la apertura de la convocatoria a toda Castilla-La Mancha con el objetivo de “canalizar el talento emergente de toda la región” habiendo recibido proyectos de las cinco provincias.

Además, ha explicado que el jurado se ha decantado por el trabajo de Beatriz Díaz Lucido por “su cuidada línea narrativa, su completa implementación en el espacio expositivo seleccionado y su potencialidad interactiva remarcable”. La exposición se podrá visitar en el Centro Cultural San Marcos hasta el 30 de diciembre.

La ganadora de la cuarta edición de ‘Impulsarte’ ha valorado el certamen de la Concejalía de Juventud de forma muy positiva ya que sin en este tipo de convocatorias, muchos jóvenes artistas no podrían llevar a cabo sus proyectos al encontrarse “trabas económicas, de espacio o de calendario”. También ha explicado que se presentó a esta edición por el lugar elegido para exponer ya que “San Marcos era “todo un reto” para ella.

Concepto de la obra de Beatriz Díaz

Tal y como ha explicado la autora, se trata de un proyecto multidisciplinar que implica diferentes técnicas artísticas y que busca cierta complicidad con el espectador haciéndole sujeto activo de distintas obras. Díaz Lucido entiende la vigilia como una espera, como un momento temporal previo al sueño, en el que se mezclan distintos tiempos pasados, presentes y futuros.

La muestra no responde a una narrativa lineal sino que juega con la percepción del espectador para generarle una experiencia. Está compuesta por diferentes fotografías y dibujos, en muchos de ellos utiliza la técnica fenotípica, y tiene tres apartados diferenciados: uno sobre paisajes que conjugan la realidad y la fantasía, otro con obras centradas en el estado del cuerpo cuando sueña, y una instalación de fotografías y cajas para “entender la memoria”.

Ésta última estará en la planta de arriba del centro cultural, donde la autora también pondrá a disposición del visitante un libro con relatos sobre el sueño de diferentes escritores. Un ejemplar que tendrá páginas en blanco para que el propio espectador pueda dejar en él su visión del sueño. Los textos de esta publicación también se podrán leer entre las obras de la sala principal.

La artista además, hará “un guiño” a Toledo en una de sus creaciones en la que aparecerá la Catedral “atacada por diferentes imágenes”, entre ellas, la de Isabel ‘La Católica’ o un proyectil. Díaz Lucido ha explicado que la obra muestra al monumento inmerso en una pesadilla.