El concejal de Servicios Sociales, Javier Mateo, ha presentado hoy en el Ayuntamiento la XX edición del Campamento Urbano de Verano del Ayuntamiento que este año lleva por lema “La puerta está abierta a la diversión” y cuyo plazo de presentación de solicitudes se extenderá del 16 de abril al 11 de mayo.

El objetivo del campamento es ofrecer actividades de carácter educativo; con seguridad y que los chicos y chicas se lo pasen “de cine”, tal y como ha dicho el edil, quien ha detallado que habrá un total de 430 plazas en los tres turnos ofrecidos (las dos quincenas de julio y la primera quincena de agosto) y que contará con el mismo presupuesto del año pasado (55.000 euros), si bien ha recordado que el Consistorio incrementó en casi un 10 por ciento el montante destinado a este campamento en 2017, lo que permite mantener el mismo número de plazas.

El CEIP de Santa Teresa acogerá el Campamento Urbano de Verano durante todo el mes de julio, mientras que el CEIP Ciudad de Aquisgrán lo hará en la primera quincena de agosto. El horario general del campamento es de 10 a 15:30 horas y las solicitudes para participar podrán imprimirse a través de la web municipal, o adquirirse en los distintos centros cívicos o Ayuntamiento.

Turnos y plazas

El edil responsable del área ha ofrecido información relativa al número de plazas y su distribución. En este punto, ha dicho que en el primer turno –y más demandado-, que tendrá lugar del 2 al 13 de julio en el CEIP Santa Teresa, habrá 55 plazas para los menores de entre 3 y 5 años de edad y 140 para el tramo de 6 a 15 años.

El segundo turno será del 16 al 31 de julio, también en el CEIP Santa Teresa, y contará con 55 plazas para el aula infantil de 3 a 5 años y otras 55 para los menores de entre 6 y 15 años.

Finalmente, el tercer turno –que se desarrollará del 1 al 14 de agosto en el CEIP Ciudad de Aquisgrán- ofrecerá 20 plazas a menores de entre 3 y 5 años y otras 55 para escolares de 6 a 15 años.
En total, el Ayuntamiento dispondrá de 130 plazas para el aula infantil y 300 para el campamento.

El Ayuntamiento también ofrece la posibilidad de establecer un servicio de transporte, en función de la demanda existente; otro de desayuno desde las 7:30 horas de la mañana y, en último término, el comedor.

La cuota será la misma, independientemente de los servicios que utilice, entre 88 euros de máxima y 5,50 euros de mínima. Todo ello con el objetivo de ofertar actividades a niños y niñas de la ciudad, facilitando la conciliación familiar y laboral de sus padres y estableciendo un marco idóneo propio de una ciudad como Toledo, Ciudad Amiga de la Infancia desde 2016.

El cartel diseñado para la promoción del XX Campamento Urbano de Verano del Ayuntamiento de Toledo ha sido diseñado por Inés Sánchez, del CEIP Alberto Sánchez, y de Sara De la Cruz, del Gregorio Marañón. Asimismo, los escolares también han sido los encargados de elegir un lema para esta edición: “La puerta está abierta a la diversión”.