Isabel Álvarez, Responsable del Área de la Mujer de IU CLM: “El pasado mes de mayo las trabajadoras temporeras de Huelva saltaron a la actualidad por denunciar sus condiciones de trabajo, no han pasado ni dos meses y hemos conocido en este mes de julio que las denuncias de las temporeras de Albacete, han querido denunciar los abusos a los que están siendo sometidas, desde un buzón instalado por los sindicatos”.

IU CLM señala, que no es de extrañar que está iniciativa se desarrolle de forma anónima después de presenciar no solo las críticas por parte de algunos sectores y el acoso mediático, al que fueron sometidas sus compañeras de Huelva, sino que además sufrieron represalias y fueron recluidas, despedidas e incluso deportadas.

Por eso, Izquierda Unida de Castilla-La Mancha pide respeto hacia todas las temporeras, así como hacia todas las mujeres que trabajan el campo, para las que denunciaron abusos y para las que han creído en su palabra y las apoyan.

De hecho, IU CLM exige, que así mismo que se lleve a cabo una investigación detallada sobre los abusos puestos en conocimiento de sindicatos e inspección.

“Es en casos como estos cuando salen a la luz las diferencias en las condiciones laborales entre hombres y mujeres, la desigualdad y la brecha salarial, y se hace mucho más evidente en colectivos vulnerables como el de mujeres migrantes”, ha manifestado Álvarez.

Con esto, Izquierda Unida lanza una serie de exigencias, con la intención de que sean llevadas a efecto, y que tengan las repercusiones esperadas por la formación de izquierdas.

Las exigencias son las siguientes:

La actuación de oficio de las autoridades laborales oportunas sobre las condiciones de trabajo y alojamiento de las temporeras en cualquier ámbito geográfico.

La actuación de las autoridades ante las denuncias de abusos laborales.

La actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado ante las agresiones sexuales que se produzcan en los campos de Albacete y en cualquier otro ámbito o centro de trabajo.

Que se revise el sistema de contratación en origen por estar vinculado a los abusos desvelados por las trabajadoras.

Una revisión con perspectiva de género de la legislación laboral si realmente queremos acabar con la desigualdad en los trabajos.

Que se desarrollen y se hagan efectivos protocolos para las mujeres que viven la violencia patronal en los campos y en cualquier otro desempeño laboral, ya sea en los campos franceses, navarros o manchegos para todas las mujeres y en especial para las que desarrollan su trabajo en situación de especial vulnerabilidad, que desconocen el idioma o que realizan su trabajo en fincas de difícil acceso.

Isabel Álvarez: “No vamos a consentir que ninguna otra mujer sufra el desamparo de tener que abandonar su residencia en busca de trabajo y se encuentre sometida a la esclavitud laboral, abusos y  violencia”.

Además, IU CLM exige a las instituciones que intervengan directamente con sanciones y penalizaciones sobre los empresarios que atentan contra la dignidad de las mujeres y las trabajadoras y que sean los verdaderos responsables de lo que ocurre.

Concluyendo, asimismo, un tratamiento informativo respetuoso hacia las temporeras, especialmente hacia aquellas que han denunciado su situación, en atención a los peligros que pueda acarrearles tanto en España como en su país de origen exponer su situación.