El pasado mes de junio comenzó una medida pionera en la localidad toledana, tras la cual, se van a contratar a cerca de 30 estudiantes para realizar prácticas con un sueldo de 300 euros al mes.

El Ayuntamiento de Quintanar de la Orden comenzó una medida a través de la cual cerca de una treintena de estudiantes tendrían contacto con el mundo laboral y además cobrarían 300 euros brutos al mes durante los dos meses de duración que tendrán las prácticas. Dichas becas fueron presentadas por su alcalde, el popular Carlos Madero, la Concejala de Ciudadanos Begoña Rodriguez y el responsable de RRHH del Ayuntamiento, que hablaban de “una medida pionera en la localidad”

Una medida que desde Izquierda Unida en Quintanar de la Orden ponen en entredicho: “una vez más Populares y Ciudadanos bajo titulares vuelven a engañar a la mayoría social de nuestra localidad, esta vez de la manera más cruel posible, utilizando a la juventud para denigrar a su nivel más precario las relaciones laborales, sin ni si quiera ser capaces de ofrecerles un plan de empleo con condiciones dignas, utilizando el concepto de beca para el fomento de mano de obra precarizada en su máximo exponente”

El estudiantado que ha accedido a las becas, que está en proceso de obtener una titulación superior cuyo salario podría rondar el de un funcionario nivel A2, ha sido contratado para suplir las vacaciones del personal y sacar el trabajo atrasado del Ayuntamiento, algo que critican desde IU: “los estudiantes van a sacar adelante vacaciones y sustituciones de los y las trabajadoras del Ayuntamiento ahogados en la más absoluta precariedad y bajo una mano de obra semiesclava”.

La formación de izquierdas también denuncia que las becas abren la puerta al enchufismo dentro del Ayuntamiento “pues dentro de sus bases no se especifica en ningún apartado que no une ninguna relación laboral con el Ayuntamiento, por lo tanto, una vez acabado el trabajo, se puede tener la tentación de pedir la plaza que actualmente ocupan. Por último, estas bases se sitúan en la ilegalidad cuando se pide el empadronamiento para realizar un trabajo”.

Quintanar de la Orden es en la actualidad la cuarta localidad con más paro de toda la provincia, por lo que desde la formación afirman que “no podemos permitirnos un modelo precario donde la mano de obra semiesclava sea la nota dominante de la contratación realizada, donde el salario que se perciba se sitúe muy por debajo del salario mínimo interprofesional y donde escondan esta realidad cambiando la nomenclatura mientras el alcalde es capaz de convocar un pleno para subirse el sueldo y el de su concejala, ambas con un salario nada precario”.