Izquierda Unida de Argés traslada su apoyo a alumnos, padres, madres, profesorado, Guardia Civil y Policía Local y anuncia que continuará demandando un Plan de Seguridad para Argés y el fin de los “parches del PP” para acabar con esta situación.

La Asamblea local de Izquierda Unida ha trasladado su profunda preocupación por los hechos ocurridos este fin de semana en el colegio, donde han tenido lugar actos de vandalismo injustificables y, como consecuencia, la destrucción de gran cantidad de mobiliario, enseres, material escolar y hasta juguetes.

En la mañana del lunes, la cara de los niños era desalentadora al entrar, de auténtica sorpresa y tristeza. Los padres, completamente incapaces de explicar a sus hijos lo que había ocurrido. Solo han sido daños materiales, pero es grave. La única nota tranquilizadora era la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que ya estaban en el edifico.

Este hecho se suma al incremento de actos vandálicos que ocurren en el municipio desde hace tiempo: robos que ocurrieron hace unos meses en viviendas y algunos establecimientos, así como diversos altercados y daños a vehículos e incluso agresiones, como la ocurrida a una joven en las fiestas, o a las propiedades de algunos vecinos del pueblo.

Desde Izquierda Unida de Argés afirman que “gracias a la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como a la Policía Local, quienes desarrollan su actividad y funciones con profesionalidad a pesar de los escasos medios y personal con los que cuenta, nos permite valorar con calma estas situaciones para trasladar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía”.

Sin embargo, los hechos son un motivo más para que Izquierda Unida de Argés siga exigiendo al alcalde el fin de los parches en materia de Seguridad Ciudadana: “llevamos exigiendo el nuevo Plan de Seguridad Municipal desde 2016, con una partida que dote suficientemente los medios policiales, dignifique la plantilla y recoja las necesarias acciones interdisciplinares, también en materia de integración y acción social que la convivencia de un municipio como Argés merece”. “Ignorar las necesidades del pueblo de Argés en materia de seguridad sólo provoca que altercados como el tristemente ocurrido se generalicen”, concluyen desde la formación de izquierdas.