Una vez más se ha abierto el plazo para que miles de familias de Castilla-La Mancha decidan el centro en el que matriculen a sus hijos e hijas para el próximo curso escolar.

Izquierda Unida destaca la importancia que tiene que la red de centros públicos esté presente en todos los lugares de nuestra región, dando una respuesta educativa de calidad y en condiciones de equidad, independientemente del lugar en el que las familias residen, ya que pone en valor a la educación pública como la única capaz de garantizar la gratuidad, la cohesión social, la compensación de las desigualdades, el éxito escolar de todos y todas sin segregaciones ni exclusiones.

Para IU CLM es preciso resaltar la calidad de la red de centros públicos, en la que, pese a las políticas de recortes de los últimos años de los gobiernos del PP y del PSOE, las plantillas docentes, la preparación de sus profesionales, los recursos materiales, así como las infraestructuras, están al servicio de una educación integral y para la vida de los niños y niñas, y no sólo para el mercado y el negocio como ocurre en los centros privados-concertados, financiados con dinero público, pero que no escolarizan el mismo número ni “tipología” de alumnado que la escuela pública, que segregan a parte del alumnado y que solo se ubican en zonas rentables para sus intereses económicos.

Izquierda Unida defiende y apuesta por una educación pública universal, gratuita, laica, equitativa, solidaria, coeducativa, personalizada, participativa, ecológica, integral, intercultural, inclusiva y democrática, por ser la única que garantiza la igualdad de derechos y posibilidades para todos y todas, al margen de intereses particulares ligados al adoctrinamiento ideológico o al negocio económico. También propone y defiende la supresión progresiva de la financiación pública de la enseñanza privada concertada para conseguir una red pública única de centros educativos, de gestión directa y participada con la comunidad educativa.

Por ello, Izquierda Unida de Castilla La Mancha anima a la comunidad educativa y a toda la ciudadanía a solicitar plaza dentro de la red de centros públicos de nuestra región. También reivindica la matriculación en la educación pública para defender un derecho público esencial para el futuro de las nuevas generaciones, y como acto para poner en valor este derecho fundamental y necesario: estar en la Enseñanza Pública es la manera más elemental, sencilla y sincera de defenderla.