La organización de izquierdas, ha querido mostrar así, su apoyo en Toledo, a los más de 55.000 trabajadores de la que es: la mayor empresa pública española.

El Coordinador Provincial de IU Toledo, Mario García, ha aprovechado hoy, mientras acompañaba a los trabajadores de Correos que se manifestaban en la plaza de Zocodover de Toledo, para exigir que se defina una posición que exprese sin ambigüedad la defensa del servicio postal público y su compromiso con el futuro de Correos como empresa puntera del sector público.

Mario García, acompañado por la Responsable de Conflictos Sociales de IU CLM, Olga Ávalos, ha realizado estas declaraciones, mientras las y los trabajadores de Correos exigían la viabilidad de la empresa, en una jornada de huelga en la que han sido convocados los empleados de la mayor empresa pública española.

García ha apuntado que: “Existe la imprescindible necesidad de parar el intento de menoscabar el papel que históricamente ha tenido la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, que ha ayudado a la cohesión social, territorial y económica de España, asumiendo y prestando un servicio público a la ciudadanía, empresas y administraciones en todas las poblaciones de nuestro país; y como no: de nuestra provincia”. 

A lo que continuaba: “Observamos con gran inquietud el constante acoso al servicio postal público por parte de algunos grupos de presión con fuertes intereses empresariales y financieros en el sector de la logística y la paquetería. Hoy es más necesario que nunca garantizar los compromisos de financiación para la prestación de los servicios postales al conjunto de la sociedad”.

El Coordinador de IU Toledo, ha expresado su deseo de que de inmediato, el nuevo gobierno de Pedro Sánchez, se posicione claramente en la defensa de la empresa pública de correos, para que no se ponga en peligro la figura del cartero y de los servicios postales a la ciudadanía”.

Por su parte, Olga Ávalos, ha subrayado la urgencia de desbloquear La congelación del convenio colectivo, que lleva en esa situación desde hace cuatro años. Lo que consideran en Izquierda Unida, como uno de los principales obstáculos para adaptar la plantilla y el modelo de negocio a los retos del comercio electrónico existentes.

Estas declaraciones, las hacía Ávalos, a la vez que consideraba “imprescindible” impulsar una regulación del mercado que no recorte el Plan de Prestación del Servicio Postal Universal y que “cierre espacios a los intereses mercantiles de las multinacionales y lobbies financieros” que sólo buscan beneficio y rentabilidad a corto plazo a cuenta de los derechos de la ciudadanía.

Ávalos: “Tenemos conocimiento de que en la última década, Correos ha reducido 15.000 plazas fijas y que estas se van cubriendo con contratos eventuales”, “Además, concebimos que hace falta un plan estratégico y de diversificación del servicio, más allá de la paquetería tradicional, para poder competir en el mercado actual; por lo que es necesario ponerse a trabajar desde ya para atajar la salvaguarda de la empresa pública y de sus miles de trabajadores”.

Por último, Jorge Vega, Diputado Provincial de IU en la Diputación de Toledo, que también se encontraba acompañando a los trabajadores de Correos en su reivindicación, explicaba la importante labor que la empresa pública consigue con la prestación de sus servicios en los 200 municipios de nuestra provincia, los cuales, y debido a sus condiciones singulares, la mayoría de ellos en zonas rurales y algunos de ellos; en peligro de despoblamiento: son atendidos y comunicados con el resto de la sociedad, con la garantía que ofrece una empresa pública. Una atención que se basa en la necesidad de no solo ofrecer un servicio de comunicación, sino el de ofrecer un derecho a una vida digna y que sitúa a la mayoría social como centro del interés de Correos, y no a los beneficios económicos, como es el caso de las empresas privadas.

Jorge Vega: “Es evidente que bajando el número de empleados, a la vez que lo hace su condición laboral, es imposible sostener un servicio de calidad”, “Esto viene dado del hecho de que el 35% de las contrataciones que se hacen en la actualidad en Correos son eventuales de los cuales, el 20% son contratos de uno o dos días a la semana, a jornada partida. Una realidad más de los que han supuesto las dos últimas reformas laborales del PSOE y del PP, así como de los cambios que han sufrido los y las trabajadores de nuestro país, pese a las burdas mentiras de que “España va mejor”.