El Área de Juventud de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ve insuficiente el Plan de Retorno del Talento desarrollado por la Junta de Comunidades en la apuesta de regreso de los jóvenes castellano-manchegos y exige un mayor esfuerzo para ofrecer un futuro en condiciones dignas para estos.

Estas manifestaciones de la formación de izquierdas, vienen dadas por las declaraciones que hace unas semanas la Consejera de Economía de la Junta de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, anunciaba la renovación del programa “Plan del Retorno del Talento” con el que supuéstamente se pretende que los jóvenes castellano-manchegos que abandonaron nuestra región en los años de crisis económica regresen mediante una serie de ayudas propuestas por la Junta.

IU CLM advierte que en dicha entrevista, Patricia Franco también anunció que en esta nueva convocatoria habían cambiado algunos de los requisitos como que no había límite de edad para poder optar a dicha subvención, un límite que anteriormente se encontraba en los 35 años. Además, anunció que el dinero presupuestado en esta convocatoria aumentaría desde los 472.000 euros del pasado año 2017 hasta la cantidad de 700.000 euros, pudiendo ampliar tanto las ayudas como el número de personas mediadoras de dicho programa. De nuevo serán tres las líneas de ayuda: para la contratación indefinida en empresas de la región de 10.000 euros o 15.000 en el caso de proyectos de I+D+i, ayudas de hasta 6.000 euros para la puesta en marcha de un proyecto de emprendimiento, y el “Pasaporte de Vuelta”, de hasta 3.000 euros para gastos de transporte en el regreso del joven, y como novedad en esta convocatoria también el de su familia directa.

A priori, estos datos, según Izquierda Unida, parecen ser buenos para toda la juventud castellano-manchega que quiere regresar a nuestra región, pero haciendo un análisis más exhaustivo de los datos, Izquierda Unida  saca otras conclusiones.

En primer lugar indican en IU CLM, el acabar con el límite de edad para gozar de dicho programa, a pesar de que nos parece bien que se amplíe esta bonificación, se observa que pierde el espíritu principal que era el de ser un programa específico para el regreso del talento joven. El aumento de la cantidad presupuestada para dicha convocatoria en cierto sentido es beneficioso, pero Izquierda Unida señala que toda esa cantidad de dinero no va a recaer en su totalidad en personas jóvenes, sino en cualquier persona que opte a la ayuda, además de que tal y como dijo Patricia Franco el número de mediadores de dicho programa aumentará, reduciendo también la cantidad destinada a las ayudas en sí.

Siguen señalando en IU CLM, que son unas 300 las personas que están apuntadas a dicho programa, informando que de las cuales, 125 han sido los jóvenes que han regresado a nuestro país. A pesar de esto, unas 58 personas, aunque recibieron el apoyo de los mediadores del programa “Plan de Retorno”, han acabado trabajando en otros puntos del país, no se han quedado en Castilla-La Mancha.

“Para la Consejera de Economía, Patricia Franco, _estamos ante un plan que ha supuesto una notable innovación en materia de políticas activas de empleo_, pero estos datos debería alertarnos de que algunas personas jóvenes castellano-manchegas que se fueron de nuestro territorio porque no encontraban trabajo, ahora también han decidido no quedarse en Castilla-La Mancha. ¿Por qué está ocurriendo esto?”, se pregunta Daniel Velasco, Responsable del Área de Juventud de IU CLM.

Continuando Velasco: “Por un lado, nos encontramos con un Gobierno regional que no es capaz de fomentar eficazmente el empleo juvenil para que todas estas jóvenes puedan desarrollar sus vidas en las ciudades y municipios de Castilla-La Mancha, además de intentar luchar contra la grave despoblación que sufrimos en nuestras propias carnes. Según los últimos datos publicados por el SEPE, en el mes de julio, 30.547 personas jóvenes menores de 30 años siguen en situación de desempleo en Castilla-La Mancha, alrededor de un 18%”.

Siguen señalando en IU CLM cuestiones que ejemplarizan lo dicho por la formación, explicando que el sistema productivo de Castilla-La Mancha sigue siendo el mismo que el de hace unos años, salvo algún que otro macro-proyecto que desea instalarse en la región, lo que hace que los jóvenes ante la falta de trabajo no regresen a Castilla-La Mancha. Las condiciones laborales de la juventud, en lugar de mejorar, han empeorado a lo largo de estos años. Nos equivocamos al creer que van a volver a Castilla-La Mancha si no tienen la seguridad de que van a poder trabajar en unas condiciones dignas y no van a ser explotadas por ello.

Esto ocurre, según IU CLM, por una falta de voluntad política a la hora de fomentar el empleo juvenil en unas condiciones que no sean de semi-esclavitud. “Lo hemos podido observar en el municipio toledano de Quintanar de la Orden, donde los contratos de becarias/os que ofrece el Ayuntamiento apenas llegan a los 300 euros brutos al mes durante los dos meses que duran estas becas. Una precarización laboral y social de las jóvenes que tienen que soportar, como el de no tener un contrato equiparado al de cualquier trabajador/a, aun realizando las mismas labores, o el de no recibir una formación decente al acabar dicho contrato de prácticas. En lugar de ofrecer un plan de empleo con unas condiciones dignas, nos utilizan como mano de obra barata y precarizada. El caso de Quintanar de la Orden es sólo uno de los miles de ejemplos de este problema crónico entre los jóvenes”, enfatizan en el Área de Juventud de IU CLM.

“No vemos que este programa dé solución a la precariedad laboral y vital de las jóvenes castellano-manchegas que quieren regresar a nuestra región, sino que simplemente es un parche más que el Gobierno de Emiliano García-Page pone en su lamentable política juvenil de estos últimos más de tres años. Necesitamos una política real que pueda asentar a la juventud en nuestra región para que puedan desarrollar un proyecto de vida en condiciones dignas, que acabe con la emigración masiva y que saque a las jóvenes del riesgo de la pobreza y exclusión”.

“¿Cuándo la Dirección General de la Junta va a poner en marcha una política real para los jóvenes castellano-manchegos?”, concluía Daniel Velasco.