La Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha autorizado un nuevo trasvase hacia Levante de 38 hectómetros cúbicos. Los 7,5 primeros se dedicarán a abastecimiento urbano y el resto para riego. Así lo confirmaban el lunes, 10 de diciembre, fuentes ministeriales.

El portavoz de Ganemos Toledo en el Ayuntamiento de la ciudad, Javier Mateo, manifiesta encontrarse “atónito” ante la estrategia del Partido Popular de “predicar” que garantizará el Trasvase y la aprobación por parte del Partido Socialista de esta nueva derivación. “Está claro que entre unos y otros van a acabar secando el Tajo”, ha declarado.

En la línea de reivindicar un Tajo limpio y vivo, Javier Mateo ha declarado que la ciudadanía de Toledo y los municipios ribereños “seguiremos luchando y peleando contra algo tan injusto, absurdo y tan poco operativo como secar un río”.

Desde el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) insisten en que este trasvase es “automático” y que la decisión no procede directamente de la titular de este ministerio, Teresa Ribera, sino que debe adoptarse por las propias reglas de explotación del Trasvase.

Con fecha de 1 de diciembre, la Comisión de Explotación constató el nivel 2 en la cabecera del Tajo, la existir unas reservas que superan los 605 hectómetros cúbicos en los embalses de Entrepeñas. Un nivel “trasvasable” según la Ley del Memorándum del Tajo.