Javier Mateo visitó estos patios para iniciar el estudio sobre las posibles actuaciones que se podrían realizar para dignificarlos y honrar la memoria de estas personas

Se trata de dignificar y visibilizar los lugares donde más de 300 represaliados del franquismo fueron enterrados tras ser fusilados en el cementerio municipal

Javier Mateo trabaja en una propuesta para adecentar los patios del cementerio municipal en los que se encuentran los restos de las personas republicanas y luchadores por las libertades que fueron represaliados, fusilados y enterrados en fosas comunes en el cementerio municipal de nuestra ciudad.

El portavoz de Ganemos Toledo y coordinador local de Izquierda Unida visitó el cementerio para conocer la ubicación exacta de cada uno de los casi 30 enterramientos en los que tras ser fusilados a las puertas mismas del cementerio sepultaban los cuerpos, más de 20 en muchos casos en cada enterramiento, en total podemos estar hablando de más de 300 personas represaliadas según consta en los registros y se ha podido conocer por las investigaciones históricas realizadas.

“La idea es iniciar los trabajos para elaborar una propuesta que permita dignificar estos espacios, rendir recuerdo y homenaje a todas esas personas víctimas del fascismo franquista, que se les arrebató la vida por defender sus ideales de libertad” explicó Javier Mateo que recordó que con ello se daría cumplimiento a la propuesta de Ganemos Toledo aprobada por el consistorio para la que se contempla un presupuesto de 50 mil euros.

“La democracia tiene una deuda con todas esas personas y sus familias” remarcó Mateo que calificó como “lamentable” que tras 40 años de democracia en este país, “sigan en el olvido todas esas víctimas del franquismo”, algo que aseguró, “no ocurre en ningún otro país del mundo, incluso con menos arraigo democrático”.

Son tres centenares de cuerpos enterrados que se reparten en unos 30 enterramientos, en el cementerio municipal, “ni una placa ni una indicación en los lugares donde se encuentran los cuerpos les recuerdan”, no existe señal alguna que nos permita conocer que esas personas “recibieron tierra allí tras ser tiroteados en el mismo muro del cementerio por ser sospechosos de defender la libertad”, explicó.

La situación de estas tumbas es similar a la que se encontraba el conocido como “Patio 42”, el cual, gracias a una propuesta del entonces concejal de Izquierda Unida Aurelio San Emeterio en el 2011, se logró adecentar para convertirlo en un espacio para la memoria de las víctimas de la represión en el cementerio municipal.

Ahora se quiere proponer una actuación similar, para que el resto de las zonas en las que perduran esas tumbas y enterramientos comunes en el cementerio toledano, se conviertan en espacios en los que cualquier persona pueda tomar conciencia de lo que allí ocurrió, y  puedan conocer porqué los restos de esos luchadores por la libertad yacen en ese lugar, “en la actualidad son un terreno sin lápida, sin indicación alguna que honre su memoria” apuntó Mateo.

En próximas fechas se realizará una nueva visita con técnicos municipales, para estudiar cuales serían los posibles intervenciones que se podrían realizar, siempre con el objetivo de señalar la presencia de esos restos y hacer visible el recuerdo a esas personas, “para que sus familiares y descendientes puedan identificar donde se encuentran los restos de sus familiares y puedan recordarlos y también para que la sociedad no olvide”.