El Tribunal Supremo ha condenado por unanimidad a los miembros de la mal llamada “Manada” a quince años de cárcel por un delito continuo de “violación”. El movimiento feminista ha salido en reiteradas ocasiones a la calle a decir: ¡BASTA!; basta de agresiones, de violencia y de justicia patriarcal que cuestionaba a la víctima de violación…