Desde hoy una placa recordará y rendirá homenaje a las víctimas de accidentes laborales y enfermedades profesionales y sus familias a las puertas del centro social del Polígono, una propuesta de Ganemos Toledo que recibió el apoyo unánime del Pleno municipal.

Acompañados de la asociación de víctimas de accidentes laborales AVALTO, las organizaciones sindicales CCOO y UGT el concejal de Ganemos Toledo Javier Mateo procedió al descubrimiento de la placa conmemorativa con la que el Ayuntamiento de Toledo quiere rendir homenaje y recuerdo a las víctimas de accidentes laborales y enfermedades profesionales y en apoyo a sus familiares, un acto que se celebra en la víspera del 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad en el Trabajo.

Javier Mateo resaltó las dramáticas cifras de siniestralidad laboral que sufre nuestra región, “en el año 2017 nada menos que 37 personas perdieron la vida en accidentes de trabajo en Castilla – La Mancha”, de ellos remarcó, “10 fallecieron en la provincia de Toledo”, el edil dedicó palabras de recuerdo para los y las trabajadoras víctimas de accidentes de trabajo y sus familiares, resaltando que esas cifras esconden un gran drama humano, “detrás de esas cifras y de cada uno de esos accidentes laborales y enfermedades profesionales existe una estela de sufrimiento, de desgarro y de dolor”.

Mateo manifestó que “además de ser un homenaje a las víctimas y familiares pretende ser una denuncia social”, que exprese “lo intolerable de que una persona muera por ir a buscarse la vida trabajando”, al tiempo demandó un mayor compromiso de las empresas y más rigurosidad de las administraciones competentes en el cumplimiento de la normas de prevención de riesgos laborales.

En el acto que contó con la presencia de los secretarios provinciales de CCOO y UGT, José Luis Arroyo y Alberto Sánchez respectivamente. El portavoz de la asociación de víctimas de accidentes de trabajo de Toledo AVALTO, Manuel Prior agradeció la iniciativa y aprovechó para lanzar un mensaje reclamando “una mayor actuación de vigilancia” así como más medidas y compromiso a todos los agentes implicados,  “para luchar contra esta lacra”, destacando que “los trabajadores y trabajadoras son las víctimas de esta situación”.

Así mismo recordó la gravedad de este problema que en el 2017 dejó  en nuestro país 618 víctimas mortales y más de 4.800 personas que sufrieron accidentes graves con motivo de acudir a su puesto de trabajo.

La instalación de esta placa fue acordada por unanimidad en el Pleno Municipal el 28 de abril del pasado año, su instalación da cumplimiento al  acuerdo con el que la ciudad de Toledo expresa su apoyo y solidaridad con las víctimas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y sus familias.